2 minutos de lectura ( 464 palabras)

Cómo limpiar un móvil: qué usar y qué evitar

Linpiando celular
Ojalá todos los teléfonos fueran como el Kyocera Digno Rafre, que con solo meterlo debajo del grifo y frotarlo con un poco de jabón se queda como nuevo. Pero como no es así, tenemos que preparar una rutina de limpieza para nuestros dispositivos, en la que tenemos que tener sumo cuidado con los productos que utilizamos.

Normalmente tiramos de lo primero que encontramos, por ejemplo, para limpiar la pantalla nos basta con estirar la camiseta que llevamos puesta o utilizar un trozo de kleenex con un poco de vaho, pero hay métodos que aportan mejores resultados y sobre todo que no dañan la superficie del teléfono.

Pantalla reluciente con cosas del día a día
La pantalla es quizás la zona más sensible de ensuciarse, pues desde el nacimiento de las pantallas táctiles, nos pasamos todo el día tocándolas y a veces no con las manos necesariamente limpias. Un dato, ¿sabías que la pantalla de un teléfono contiene 30 veces más bacterias que la tapa de un inodoro?
Pantalla
Para evitar en la medida de lo posible las bacterias (cosa que ya os avisamos es imposible al 100%) y mantener la pantalla al máximo de su esplendor, tenemos varias opciones. En primer lugar, una de las mejores cosas que podemos utilizar son las gamuzas de las gafas, pues éstas al estar realizadas con microfibras específicas para la limpieza de las lentes, evitan rasguños y además no dejan residuos.

Limpio
Si la suciedad va más allá de unas simples huellas, podemos utilizar productos de limpieza pero con sumo cuidado de que no sean corrosivos. Lo mejor en estos casos es siempre algún limpiador especial para cristales o alcohol (el de las heridas, no el otro) aplicado en dosis muy pequeñas sobre la misma gamuza para las gafas (sin que llegue a empapar). Es muy importante que el líquido se aplique sobre la gamuza y nunca sobre la pantalla directamente. Estas mismas indicaciones se pueden llevar a cabo para limpiar el resto del cuerpo de los dispositivos, independientemente del material en el que estén fabricados.

No introducir nada en los orificios
Como decimos, es muy importante que no empapéis ni que caiga ningún líquido en el interior de los orificios de entrada o en los altavoces. Si notáis que ha entrado polvo, o alguna sustancia solida en la entrada de auriculares o de carga, bajo ningún concepto introduzcáis palitos, bastoncillos o demás armas cargadas por el diablo.

Lo mejor para estos casos es utilizar sprays de aire comprimido, los mismos que se utilizan para limpiar los teclados de los ordenadores y que se pueden adquirir en cualquier gran superficie o en tiendas online como Amazon por muy poco dinero. Recapitulando, nada de utilizar paños que puedan arañar la superficie, materiales corrosivos o introducir nada en los orificios.

Fuente

¿Cuáles son las oportunidades y retos para el sect...
Google Drive hace posible la migración de datos en...
logo-4-jmg.png

Search