Entre las alternativas que existen en el un mundo de la informática, con respecto a la navegación web, hallamos un abanico de opciones para esta tarea. Claro, existen siempre los líderes en este ámbito y por lo mismo estos son la primera elección entre los usuarios. En esta dirección y muy conocido entre los navegadores web tenemos a Opera, caracterizados y orientado para el ahorro de datos. Pero en esta oportunidad no hablaremos de él, sino de otro navegador, creación de uno de los cofundadores de Opera, y que en este oportunidad se nos presenta en su primera edición oficial. Hablamos de Vivaldi.

DESCARGAR V2.10

Febrero , 2020

Vivaldi nace después de que los enfoques de Opera, en opinión de sus fundadores, se desvirtuaran poco a poco.
La idea básica de su creación fue hacer un navegador que administrara pocos recursos, que fuese rápido, y que abarcara todas las necesidades particulares de los usuarios.
Después del desarrollo de Opera y con el paso del tiempo, más la adición al proyecto de nuevos colaboradores, muchas de las ideas iniciales iban en una dirección diferentes a las establecidas en principio por sus fundadores. Por ello, la conclusión de estos fue crear un nuevo navegador. Uno que tuviese la orientación que ellos querían según unos de sus fundadores
"un navegador que fuese rico en funcionalidad, altamente flexible y con los usuarios como objetivo principal". Así nace Vivaldi.




PERSONALIZACIÓN

Ajusta y sintoniza cada parte del navegador para crear tu propia experiencia única.


RATÓN Y TECLADO

Usa Atajos de Teclado personalizados, Gestos con el ratón o el control de la línea de comandos con Comandos Rápidos. Tú eliges.

PRIVACIDAD Y SEGURIDAD

Vivaldi está construido con la privacidad como prioridad y le brinda control total sobre ajustes críticos para mantener sus datos seguros.

Lo que hace a Vivaldi tan adaptable son las herramientas de personalización que contiene. El navegador se hace más personalizable para que el usuario lo ajuste a sus distintos usos y requerimientos, y así mismo que este sea más eficaz y productivo. 

Simplificado las características de Vivaldi tenemos entonces:

Navegación rápida; con acceso a atajos, retrocesos de páginas o saltos a otra página con un avance muy rápido y fluido, y accesos rápidos organizados en carpetas, cosas que harán la experiencia más sencilla.

Navegación inteligente; que abarca desde motores de búsqueda personalizados, toma de notas durante la navegación. Un panel lateral para descargas, notas y marcadores. Adicionando el panel web que te servirá para navegar en paralelo o para acceder al sitio que desees.

Gestor de pestañas; puedes apilar las pestañas una encima de la otra y guárdalas. También puedes guardar varias pestañas abiertas y retomar la sesión de estás en otros momento. El cambio de una pestaña a otra es rápido, además podrás hacer un ampliación de la barra de pestañas para tener vista previa de ellas. También podrás restaurar las que estén cerradas o bloqueadas y podrás apilarlas en paralelo o en una cuadrícula.

Aspectos visuales; podrás apreciar como la interfaz del sistema se adapta a la página web que estés visitando. Además puedes cambiar la interfaz si lo deseas, como también, personalizar la imagen de fondo de accesos rápidos y ajustar los componentes de la interfaz. Por último se halla la opción de ampliar el contenido de un página de arriba a abajo.

Los marcadores; tendrás a la mano una barra de herramientas para facilitar la administración y acceso de los marcadores. Ademas de poder asignar nombres a los marcadores para localizarlos más rápido en la barra de direcciones.

Atajos; Usa los atajos del teclado para ejecutar acciones en el sistema a través de combinaciones de teclas y ejecuta tus operaciones en el navegador con el mouse.

Ya que Vivaldi es un navegador web casi que en estreno (Su versión a la fecha de hoy es la 2.10), muchos usuarios se preguntaran que tan bueno es o si vale la pena usarlo, en vez de a los navegadores más conocidos. No es secreto que Firefox y Chrome lideran este mercado, y por ello es quizás un poco difícil volverse una de las primeras opciones. Pero si estudiamos los antecedentes de sus fundadores, Vivaldi se estructura en favor de la personalización, sencillez y rapidez. Lo que hace que valga la pena probar que tan adaptable es a nuestro uso.